(+34) 931 002 565

Los accidentes falsos, inducidos e inventados han crecido un 80% desde que comenzó la crisis, pero la nueva ley de valoración, que entró en vigor en enero de este año, ha reducido el número de indemnizaciones.

esde que comenzó la crisis, el “cuponazo cervical” ha repartido indemnizaciones a diestro y siniestro. ¿Los agraciados? Todos aquellos que juegan a los coches de choque en Cantabria buscando un accidente.

Sin embargo, en enero de este año entró en vigor la modificación de la ley 35/2015 del 22 de septiembre que reforma el sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación. La reforma ataca directamente a los pequeños golpes: las cervicalgias, que ocupan la mayor parte de las reclamaciones. “Este nuevo baremo lo que solicita es una mayor exigencia. Ahora se tratan con más cuidado y se intenta limitar el pufo grande que había en la calle”, explica el abogado cántabro José María Iglesias, de Mouro Abogados.

La reforma de la ley, sumado a que el lesionado debe interponer un pleito civil si quiere percibir indemnización, ha reducido en lo que va de año el número de perjudicados en accidentes de tráfico. “Hubo una época en la que cada parte de accidente que entraba por la puerta traía un lesionado. Era muy difícil encontrar uno sin heridos. Y claro, al final han pagado justos por pecadores”, explica Pablo González, de Seguros Helvetia Ruiz Barroso.

Pero es complicado cerrar el grifo de golpe. Solo el año pasado los intentos de fraude al seguro tuvieron un impacto de 550 millones de euros en España. “Hemos visto casos de ciegas conduciendo y familias enteras lesionadas”, cuenta Decan (pseudónimo), uno de los 14 detectives privados con licencia que ejercen en Cantabria. “Llevo 30 años cazando caraduras”, apunta.

¿Para qué necesita un despacho de abogados a un detective privado?

Los detectives privados podemos actuar en una amplia variedad de situaciones. No sólo prestamos servicios de investigación privada a particulares y empresas, sino que también contamos con la contratación de profesionales del derecho. Hoy es incuestionable la ayuda que podemos prestar a los despachos de abogados en cualquier tema que éstos se encuentren llevando a cabo.

Según esta noticia, los asuntos que más investigamos los detectives por encargo de los despachos de abogados son“las Infracciones en el ámbito laboral, seguros, informes económicos o patrimoniales, ‘forensic’ y conflictos conyugales”.

Hay personas que se cuestionan la validez de los informes del detective privado. Ante esto comentar que nuestra profesión está legalmente reconocida y regulada por la Ley 5/2014 de 4 de abril, de Seguridad Privada. En la noticia de Expansión, María Jesús Herrera, socia del bufete Sagardoy, dice:

 “la validez de la prueba de detective en juicio es la de una prueba testifical y es un medio completamente eficaz siempre que esté bien articulado y sin transgredir derechos fundamentales, por lo que sirve a efectos probatorios y acreditativos en juicio”.

Asimismo, Luis Zarraluqui, presidente del bufete Zarraluqui Abogados de Familia, añade que “la eficacia probatoria de los informes de detectives se ha incrementado desde la entrada en vigor de la Ley de Enjuiciamiento Civil en 2000, que reconoce, además de los informes periciales, los elaborados por detectives”.

La noticia a la que hacemos referencia hoy termina realizando un repaso sobre los diferentes servicios en los que los despachos de abogados pueden necesitar de un detective privado.

Derecho de familia

Los problemas en el seno de las familias, tanto entre parejas como un control parental, siguen siendo los casos más habituales en los que un despacho especialista en derecho familiar recurre a un investigador privado: infidelidades, informes personales, seguimientos, delincuencia juvenil, etcétera, cuando hay demandas de divorcio o disputa judicial por la custodia de los hijos. Zarraluqui asegura que “también ha aumentado la verificación de uniones postmatrimoniales de los beneficiarios de pensiones compensatorias y averiguaciones patrimoniales y de ingresos de cónyuges “.

Ámbito laboral

Las averiguaciones relacionadas con el mundo del trabajo son frecuentes en las áreas de Laboral de los despachos, que recurren a detectives directa o indirectamente a través de la empresa: absentismo, bajas fingidas, competencia desleal… Enrique Ceca, socio de Ceca Magán, admite que “el despacho usa detectives para muchos casos relacionados con falsas bajas. Por ejemplo los empleados usan ese tiempo para fines personales, realizan actividades incompatibles con sus dolencias y hay otros trabajadores que pedían vacaciones y al denegárselas, fingían una baja y se marchaban a disfrutar de los días de descanso. También se investiga el uso fraudulento de los medios informáticos”.

Seguros

Otro ámbito en el que también se precisan los detectives es el relacionado con seguros. Luis Alfonso Fernández, socio del área de seguros de Hogan Lovells, explica que “en su mayoría, la firma recomienda a su cliente contratar a un detective, más que hacerlo el bufete, y le sugerimos nombres. Son esenciales para tratar de probar fraudes a las aseguradoras, Se ha incrementado su uso en los últimos años, y algunas empresas de detectives se han sofisticado y también realizan investigaciones patrimoniales y forensic”.

Aval judicial

El uso de detectives privados para descubrir a empleados mentirosos tiene respaldo judicial. Una sentencia del TSJ de Madrid dictada en 2013 avaló que una empresa contratara un detective privado por sospechas de una falsa baja médica de un trabajador. Éste fue sorprendido en el jardín de su casa con tareas de albañilería y bricolaje, cargando herramientas, conduciendo su coche, y llevando bolsas con compras en ambas manos, a pesar de que su supuesta lesión era en un brazo. Tanto el juzgado de instancia como el TSJ avalaron su despido procedente, rechazando la violación del derecho a la intimidad.

Lo que las empresas deben saber del nuevo Código Penal

La entrada en vigor de la reforma penal pone en marcha nuevas medidas que afectan de lleno a las empresas, como la de activar planes de prevención contra delitos o la lucha contra la corrupción.

Este miércoles entra en vigor la reforma del Código Penal, que modifica el texto con cambios de calado en hasta 250 artículos. La reforma lleva en marcha prácticamente toda la legislatura y ha recibido su espaldarazo definitivo en la recta final, adelántandose su entrada en vigor al 1 de julio. Aunque una de las medidas más polémicas ha sido la de la instauración de la prisión permanente revisable -cuestión que toda la oposición ha acordó ayer recurrir ante el Tribunal Constitucional-, lo cierto es que el nuevo texto introduce también toda una serie de medidas que deberán tener en cuenta las empresas a partir de hoy.

Responsabilidad penal de las personas jurídicas

Si hay un tema que ha tenido especial repercusión en los últimos meses en el ámbito empresarial ese es, sin lugar a dudas, el que afecta a la reforma en torno a la responsabilidad penal de las personas jurídicas. El nuevo texto limita la responsabilidad a los supuestos en los que el incumplimiento del deber de supervisión sobre los trabajadores en la empresa sea de carácter grave, y si la empresa dispone de un programa de prevención -lo que se conoce como compliance penal-, que reduzca el riesgo de comisión de delitos, puede quedar exenta de responsabilidad penal, para lo que prevé que haya un órgano de supervisión del modelo de prevención implantado (compliance officer). La reforma extiende, además, el régimen de responsabilidad a las sociedades mercantiles estatales que ejecuten políticas públicas o presten servicios de interés económico general.

¿Para qué necesita un despacho de abogados a un detective privado?

Los detectives privados podemos actuar en una amplia variedad de situaciones. No sólo prestamos servicios de investigación privada a particulares y empresas, sino que también contamos con la contratación de profesionales del derecho. Hoy es incuestionable la ayuda que podemos prestar a los despachos de abogados en cualquier tema que éstos se encuentren llevando a cabo.

Según esta noticia, los asuntos que más investigamos los detectives por encargo de los despachos de abogados son“las Infracciones en el ámbito laboral, seguros, informes económicos o patrimoniales, ‘forensic’ y conflictos conyugales”.

Hay personas que se cuestionan la validez de los informes del detective privado. Ante esto comentar que nuestra profesión está legalmente reconocida y regulada por la Ley 5/2014 de 4 de abril, de Seguridad Privada. En la noticia de Expansión, María Jesús Herrera, socia del bufete Sagardoy, dice:

 “la validez de la prueba de detective en juicio es la de una prueba testifical y es un medio completamente eficaz siempre que esté bien articulado y sin transgredir derechos fundamentales, por lo que sirve a efectos probatorios y acreditativos en juicio”.

Asimismo, Luis Zarraluqui, presidente del bufete Zarraluqui Abogados de Familia, añade que “la eficacia probatoria de los informes de detectives se ha incrementado desde la entrada en vigor de la Ley de Enjuiciamiento Civil en 2000, que reconoce, además de los informes periciales, los elaborados por detectives”.

La noticia a la que hacemos referencia hoy termina realizando un repaso sobre los diferentes servicios en los que los despachos de abogados pueden necesitar de un detective privado.

Derecho de familia

Los problemas en el seno de las familias, tanto entre parejas como un control parental, siguen siendo los casos más habituales en los que un despacho especialista en derecho familiar recurre a un investigador privado: infidelidades, informes personales, seguimientos, delincuencia juvenil, etcétera, cuando hay demandas de divorcio o disputa judicial por la custodia de los hijos. Zarraluqui asegura que “también ha aumentado la verificación de uniones postmatrimoniales de los beneficiarios de pensiones compensatorias y averiguaciones patrimoniales y de ingresos de cónyuges “.

Ámbito laboral

Las averiguaciones relacionadas con el mundo del trabajo son frecuentes en las áreas de Laboral de los despachos, que recurren a detectives directa o indirectamente a través de la empresa: absentismo, bajas fingidas, competencia desleal… Enrique Ceca, socio de Ceca Magán, admite que “el despacho usa detectives para muchos casos relacionados con falsas bajas. Por ejemplo los empleados usan ese tiempo para fines personales, realizan actividades incompatibles con sus dolencias y hay otros trabajadores que pedían vacaciones y al denegárselas, fingían una baja y se marchaban a disfrutar de los días de descanso. También se investiga el uso fraudulento de los medios informáticos”.

Seguros

Otro ámbito en el que también se precisan los detectives es el relacionado con seguros. Luis Alfonso Fernández, socio del área de seguros de Hogan Lovells, explica que “en su mayoría, la firma recomienda a su cliente contratar a un detective, más que hacerlo el bufete, y le sugerimos nombres. Son esenciales para tratar de probar fraudes a las aseguradoras, Se ha incrementado su uso en los últimos años, y algunas empresas de detectives se han sofisticado y también realizan investigaciones patrimoniales y forensic”.

Aval judicial

El uso de detectives privados para descubrir a empleados mentirosos tiene respaldo judicial. Una sentencia del TSJ de Madrid dictada en 2013 avaló que una empresa contratara un detective privado por sospechas de una falsa baja médica de un trabajador. Éste fue sorprendido en el jardín de su casa con tareas de albañilería y bricolaje, cargando herramientas, conduciendo su coche, y llevando bolsas con compras en ambas manos, a pesar de que su supuesta lesión era en un brazo. Tanto el juzgado de instancia como el TSJ avalaron su despido procedente, rechazando la violación del derecho a la intimidad.

Mediante Auto de fecha 18 de febrero de 2015, número 59/15 (ponente señor Martel Rivero), la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, anula los autos dictados por un juzgado de instrucción en los que se autorizaba la instalación de unos dispositivos de escucha en unos vehículos privados.

Aplicando la reciente doctrina del TC emanada de la sentencia de 22 de septiembre de 2014, los considera nulos puesto que “en ninguno de los supuestos contemplados mediaba una habilitación judicial de intervención telefónica extensible al interior de los vehículos en cuestión.”

Los hechos

En el marco de una investigación penal, un juzgado de Instrucción de Madrid, ordena en diligencias sendos autos en virtud de los cuales se autorizó la instalación de dispositivos electrónicos para la captación del sonido ambiental en el interior de los vehículos de los investigados.

El Juzgado de Instrucción nº 5 de Majadahonda, desestima mediante auto el recurso de reforma interpuesto contra dichos autos, con correlativa admisión a trámite de los recursos de apelación subsidiariamente formulados.

Al asumir el Juzgado Central de Instrucción la causa, los recursos de apelación interpuestos por las partes, a los que se adhirió el Ministerio Público, fueron remitidos a la Audiencia Nacional, que finalmente, declara la nulidad de los autos cuestionados, pero no extiende dicha nulidad al resto de diligencias de investigación practicadas.

La sentencia

Sostienen sus defensas, y también el Ministerio Fiscal en su informe de adhesión a ambos recursos, que tales autos han de ser declarados nulos, ante la inexistencia de habilitación legal para la instalación del dispositivo de captación de escuchas y conversaciones en los vehículos. Se basan en la reciente STC de 22 de septiembre de 2014, que superando la doctrina del Tribunal Supremo hasta entonces vigente, ha venido a afirmar que resulta inasumible en casos como el analizado la aplicación analógica de la normativa aplicable sobre las intervenciones telefónicas.

Recordemos que la sentencia de la Sala Segunda del Tribunal Constitucional, de fecha 22 de septiembre de 2014, rechazó la validez de la prueba obtenida mediante la intervención de las comunicaciones verbales directas entre los detenidos en dependencias policiales, es decir, que puedan grabarse las conversaciones que los detenidos mantienen en los calabozos, porque este tipo de intervenciones no están previstas ni por la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim) ni tampoco en la Ley General Penitenciaria.

Se cita el efecto, el argumento de la sentencia del Constitucional acerca de la ausencia total y completa de la ley «Y es que el artículo 579.2 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal se refiere de manera incontrovertible a intervenciones telefónicas, no a escuchas de otra naturaleza, […]; ámbito que por su particularidad debe venir reforzado con las más plenas garantías y con la debida autonomía y singularidad normativa».

La Sala concluye que el supuesto estudiado guarda “íntima relación” con el de dicha sentencia, pues en ninguno de los supuestos contemplados mediaba una habilitación judicial de intervención telefónica extensible al interior de los vehículos en cuestión.

Adolecen de nulidad absoluta por tanto los autos impugnados, por aplicación de la doctrina asentada por la mencionada STC.

Difieren los recurrentes imputados y la acusación pública adherida en los efectos de dicha declaración de nulidad, puesto que mientras los primeros son partidarios de la plena extensión de la nulidad a toda la investigación desplegada, el Ministerio Fiscal entiende que, a pesar de la evidente nulidad de los autos, las demás diligencias de investigación no se hallan afectadas por ninguna conexión de antijuridicidad, al constituir actuaciones independientes.

En su fallo, la Sala de lo Penal declara la nulidad de dichos autos, sin que dicha nulidad sea extensible al resto de las diligencias de investigación practicadas.

¿Para qué necesita un despacho de abogados a un detective privado?

Los detectives privados podemos actuar en una amplia variedad de situaciones. No sólo prestamos servicios de investigación privada a particulares y empresas, sino que también contamos con la contratación de profesionales del derecho. Hoy es incuestionable la ayuda que podemos prestar a los despachos de abogados en cualquier tema que éstos se encuentren llevando a cabo.

Según esta noticia, los asuntos que más investigamos los detectives por encargo de los despachos de abogados son“las Infracciones en el ámbito laboral, seguros, informes económicos o patrimoniales, ‘forensic’ y conflictos conyugales”.

Hay personas que se cuestionan la validez de los informes del detective privado. Ante esto comentar que nuestra profesión está legalmente reconocida y regulada por la Ley 5/2014 de 4 de abril, de Seguridad Privada. En la noticia de Expansión, María Jesús Herrera, socia del bufete Sagardoy, dice:

 “la validez de la prueba de detective en juicio es la de una prueba testifical y es un medio completamente eficaz siempre que esté bien articulado y sin transgredir derechos fundamentales, por lo que sirve a efectos probatorios y acreditativos en juicio”.

Asimismo, Luis Zarraluqui, presidente del bufete Zarraluqui Abogados de Familia, añade que “la eficacia probatoria de los informes de detectives se ha incrementado desde la entrada en vigor de la Ley de Enjuiciamiento Civil en 2000, que reconoce, además de los informes periciales, los elaborados por detectives”.

La noticia a la que hacemos referencia hoy termina realizando un repaso sobre los diferentes servicios en los que los despachos de abogados pueden necesitar de un detective privado.

Derecho de familia

Los problemas en el seno de las familias, tanto entre parejas como un control parental, siguen siendo los casos más habituales en los que un despacho especialista en derecho familiar recurre a un investigador privado: infidelidades, informes personales, seguimientos, delincuencia juvenil, etcétera, cuando hay demandas de divorcio o disputa judicial por la custodia de los hijos. Zarraluqui asegura que “también ha aumentado la verificación de uniones postmatrimoniales de los beneficiarios de pensiones compensatorias y averiguaciones patrimoniales y de ingresos de cónyuges “.

Ámbito laboral

Las averiguaciones relacionadas con el mundo del trabajo son frecuentes en las áreas de Laboral de los despachos, que recurren a detectives directa o indirectamente a través de la empresa: absentismo, bajas fingidas, competencia desleal… Enrique Ceca, socio de Ceca Magán, admite que “el despacho usa detectives para muchos casos relacionados con falsas bajas. Por ejemplo los empleados usan ese tiempo para fines personales, realizan actividades incompatibles con sus dolencias y hay otros trabajadores que pedían vacaciones y al denegárselas, fingían una baja y se marchaban a disfrutar de los días de descanso. También se investiga el uso fraudulento de los medios informáticos”.

Seguros

Otro ámbito en el que también se precisan los detectives es el relacionado con seguros. Luis Alfonso Fernández, socio del área de seguros de Hogan Lovells, explica que “en su mayoría, la firma recomienda a su cliente contratar a un detective, más que hacerlo el bufete, y le sugerimos nombres. Son esenciales para tratar de probar fraudes a las aseguradoras, Se ha incrementado su uso en los últimos años, y algunas empresas de detectives se han sofisticado y también realizan investigaciones patrimoniales y forensic”.

Aval judicial

El uso de detectives privados para descubrir a empleados mentirosos tiene respaldo judicial. Una sentencia del TSJ de Madrid dictada en 2013 avaló que una empresa contratara un detective privado por sospechas de una falsa baja médica de un trabajador. Éste fue sorprendido en el jardín de su casa con tareas de albañilería y bricolaje, cargando herramientas, conduciendo su coche, y llevando bolsas con compras en ambas manos, a pesar de que su supuesta lesión era en un brazo. Tanto el juzgado de instancia como el TSJ avalaron su despido procedente, rechazando la violación del derecho a la intimidad.

Mil familias contratan cada año un detective para que vigile a su hijo

aEp86_xwxaFCwo6Lbo0h8kVI7r9pY3sAT1pfuDA0MN4